TORONTO, CANADÁ.- Stephen Curry anotó 31 puntos, Klay Thompson tuvo 26 y encabezaron una situación de sobrevivencia para los Golden State Warriors que vencieron 106-105 a los Toronto Raptors el lunes en el Juego 5 de las Finales de la NBA.
Los Splash Brothers se combinaron para tres triples consecutivos en los últimos minutos, después que Toronto tomó una ventaja de seis puntos con menos de tres minutos y medio por jugar enfrente de una ruidosa afición teñida de rojo.
Los Warriors se quedaron sin Kevin Durant un cuarto después de recuperarlo, pero obtuvieron el triunfo, para reducir la distancia de Toronto a 3-2 y enviar las Finales de vuelta a Oracle Arena para el Juego 6 el jueves.
Kawhi Leonard anotó 26 puntos para los Raptors, pero no pudo hacer el último disparo y tuvo que entregar el balón.
Los bicampeones Warriors estuvieron a minutos de ver el final de su reinado, al perder a Durant y una ventaja de 14 unidades durante un partido lleno de emociones. Controlaron a Kawhi por tres cuartos, pero anotó 10 en el último periodo y los Raptors estuvieron cerca de su primer campeonato y una celebración que se hubiera extendido de costa a costa en Canadá.
Pero incluso después de todo lo que los Warriors perdieron, tienen a los dos mejores tiradores perimetrales en el mundo. Thompson convirtió un triple y Curry lo siguió con otro para empatar a 103. Golden State le volvió a dar el balón a Klay y los Raptors lo perdieron de vista el tiempo suficiente para que hiciera un tiro que rompió el empate con 57 segundos por jugar.
Toronto redujo la distancia a uno cuando a Kyle Lowry le contaron una canasta para darle una última oportunidad a los Raptors después que DeMarcus Cousins recibió una falta por una pantalla ilegal. Leonard tenía el balón, pero los Warriors lo obligaron a pasar, una acción que terminó con un tiro de Lowry desde la esquina, que estuvo lejos de la canasta.
Cousins tuvo 14 puntos para los Warriors y Draymond Green terminó con 10 unidades, 10 rebotes y ocho asistencias.
Golden State es el único equipo en perder una ventaja de 3-1 en las Finales de la NBA, cuando Cleveland regresó para ganar en 2016.
Ahora los Warriors tienen la oportunidad de hacerlo ellos mismos, pero será más complicado, después que Durant se lesionó en el segundo cuarto tras perderse los nueve juegos anteriores con un problema en la pantorrilla.
AP