CDMX MÉXICO. – Desde que se anunció la creación de la Liga del Balompié Mexicano, en la Federación Mexicana de Fútbol han evitado referirse a ella, en un signo que refleja la intención de restarle importancia. Ante la lógica incomodidad que generaría en la Liga MX el surgimiento de un circuito profesional alterno, el titular de la Liga del Balompié, Víctor Montiel, aclara que no buscan competir con la Primera División porque ellos se enfocarían a jugar con futbolistas que de plano no tuvieron cabida en las ramas reconocidas por la FMF.
Sin embargo, aclara que de no ser escuchados en FIFA buscarían integrarse a la CONIFA (Confederación de Asociaciones Independientes de Fútbol), una especie de FIFA para los excluidos, pues cuenta con representaciones de pueblos que de alguna manera se asumen independientes, como Tíbet, la nación Mapuche, Quebec o Hawái.
“No hemos tenido contacto con nadie (de la FMF), todo está tranquilo y nosotros no queremos competir con ellos. Es muy riesgoso decir eso de que vamos a competir porque no lo estamos haciendo”, explicó el organizador de la Liga del Balompié, Víctor Montiel.
“Nosotros no estamos quitando plazas ni quitando jugadores, nosotros estamos trabajando en los jugadores que están sin trabajo y que puedan regresar al fútbol”.
DIRECTIVOS DEL ASCENSO LOS HAN SONDEADO
Las reformas que pretenden hacer en la Liga MX para quitar el ascenso y descenso, con lo que convertirían al Ascenso MX en una Liga de Desarrollo, ha provocado que algunos empresarios que tienen franquicia en esta última se sientan interesados al menos en cómo pinta la Liga del Balompié Mexicano, que en su presentación tuvo como padrinos a Carlos Salcido y Ramón Morales.
“Oficialmente no hemos tenido algo claro, han preguntado pero algo con duda y nada más. Esto nosotros no lo veíamos venir, nosotros hicimos la Liga para los estados o jugadores que no han tenido oportunidad… y de repente se viene esta parte y nosotros les abrimos las puertas sin ningún problema”, explicó Montiel.
YA HAY UN ANTECEDENTE
Por ahora, el único equipo que ha dejado la Federación Mexicana de Fútbol para mudarse a la Liga del Balompié, que se pretende inicie en septiembre con 20 equipos en su categoría principal, y dos más que sean inferiores, son los Chapulineros de Oaxaca, que participaban en la Liga Premier (Segunda División).
Montiel agregó que hasta ahora algunos representantes de equipos han recibido llamadas de jugadores que pasaron por Primera División o el Ascenso MX pero hoy se encuentran en ligas menores de Estados Unidos, Centro o Sudamérica, para intentar continuar su carrear como profesionales en nuestro país.
mediotiempo